Google+

28 dic. 2013

Stollen: Pan de Navidad alemán

El Stollen, o Christstollen es un pan tradicional de la cocina alemana, servido actualmente en el desayuno o como postre en la Navidad y en el adviento. Sus orígenes datan del S.XIV, cuando fue regalado a un obispo para los ayunos de adviento. Por aquel entonces se preparaba sin leche ni mantequilla, pues estos alimentos no estaban permitidos en los ayunos católicos. No fue hasta finales del S.XV, cuando el Papa Inocencio VIII permitió la inclusión de dichos ingredientes, a cambio de que por cada Stollen que se cocinara, se pagara una cantidad a la Iglesia, que iría destinada a la reconstrucción de la Catedral de Freiberg. Se dice que la forma del Stollen recuerda al niño Jesús envuelto en pañales...yo creo que hay que echarle bastante imaginación...

Hay muchos tipos de Stollen, quizás el más extendido es el que contiene pasas, pero se puede elaborar con frutas confitadas, con mazapán, con semillas de amapola, con almendras, etc. Esta es la receta que les traigo en esta ocasión, la de almendras. Quizás algo más austera que las demás...Una advertencia: la receta original recomienda guardar el Stollen una vez cocinado en papel film o en una bolsa para alimentos durante al menos 2 semanas antes de su consumo...Así que si queremos probarlo ya, nos saltaremos las reglas y en esta ocasión será un desayuno post-navideño con sus días de reposo reglamentario, o un desayuno navideño sin el reposo debido (que poderse comer, también se puede).

Ingredientes

500gr. de harina
1 sobre de levadura para pan
125ml. de leche tibia
125gr. de azúcar
1 pizca de sal
Ralladura de medio limón
1 pizca de clavo
1 pizca de nuez moscada
250gr. de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
100gr. de almendras molidas
100gr. de almendras troceadas
1 cucharadita de aroma de almendra amarga

Unos 50gr. más de mantequilla y azúcar glas para decorar

Preparación

Ponemos la harina en un cuenco y hacemos un agujero en medio a modo de cráter. Añadimos ahí una cucharada del azúcar, el sobre de levadura y la mitad de la leche. Removemos tomando un poco de la harina de alrededor, hasta que se deshaga la levadura y dejamos reposar tapado a temperatura ambiente una media hora. Pasado este tiempo, veremos como esta mezcla ha duplicado su volumen, y añadimos el resto de ingredientes, amasando hasta que no se pegue al cuenco. Dejamos reposar tapada una hora. Extendemos la masa con un rodillo intentando hacerlo de forma ovalada y doblamos por la mitad a lo largo, sin llegar a unir los dos extremos para darle la forma típica.



Un buen consejo para que quede con la forma original es fabricar un contenedor con papel de aluminio, así evitaremos que al meterlo en el horno pierda esa forma que le hemos dado, o también que tome la forma de otros recipientes (y me explico: a falta de papel de aluminio en mi cocina...después apareció...coloqué la masa en el interior de un molde para bizcochón, por lo que el resultado fue un Stollen con forma de bizcochón...). Si lo contenemos con el papel de aluminio, al ser "flexible" la masa se expande, pero sin perder la forma...puede que un molde para bizcochón de silicona también sea una buena opción...


Una vez se le ha dado la forma, lo metemos en el horno precalentado a 180º durante unos 60-70mins. hasta que esté dorado por fuera. Desmoldamos y bañamos con mantequilla derretida. Una vez fría, espolvoreamos con abundante azúcar glas. Ya tenemos nuestro pan navideño listo para mojar en un buen tazón de leche!





23 dic. 2013

Tentempié de Cocinera...

Esta mañana salí bien temprano a surtirme de todo aquello que necesitaré para la cocina estos días que vienen. Es lo que tienen las vacaciones y las fiestas. Las primeras te dan el tiempo y tranquilidad necesarias para estar en la cocina sin mirar el reloj, y las segundas te  dan la excusa para cocinar cosas que cualquier otro día no harías.

Una de mis paradas fue en el Mercado del Agricultor de La Guancha. Verdura ecológica en el puesto de la Finca El Biclén que te aseguran unos potajes excepcionales, quesos artesanos de esta y otras islas, y...chicharrones.

Una vez los probé en algún guachinche. No soy yo de esos subproductos del cerdo. Me parecieron ya no recuerdo si duros o todo lo contrario, ¿gomosos quizás? Decidí que no me gustaban y hasta hoy: Puesto de quesos palmeros y chicharrones. De La Palma también. Él siempre me ha dicho que no entiende cómo ni siquiera pruebo uno, 'con lo buenos que son', 'que estos están buenísimos', 'que los de aquí son distintos' (palmero él)...Total, que pienso en él y en lo que le gustan los chicharrones de su tierra y le compro una cajita. -Ummmm qué buenos están, ¿no quieres probar? -No me gustan...

Preparando el que iba a ser la estrella de este post me pongo a buscar qué picar. Turrones, almendras rellenas, bombones de envoltorios dorados, rosas, blancos..., queso, frutos secos, galletas, tomates cherry...y chicharrones...



Abro esa cajita, y qué bien huelen...No pasa nada por coger uno, probarlo, escupirlo y así matar ese gusanillo de picar que me entra cuando cocino. Algo falló, que no llegué a escupirlo, y no fue por educación...Después del primero vino el segundo...y he tenido que reprimirme y parar para no dejarle la cajita vacía...

La receta ha de ser bien sencilla. En la etiqueta reza: Tocino, gofio y sal. No he perdido el tiempo en buscarla en internet. Tampoco voy a probar a hacerlos. Por varias razones: Por lo que deben engordar, porque ya sé dónde ir a comprarlos, y porque no me gustan...



18 dic. 2013

Muffins de Manzana y Canela

Esta receta es muy apropiada para estas fechas. La cálida combinación manzana-canela y el aroma en casa cuando cocinas estos muffins, hace que te sientas abrazado por la Navidad.

Por otra parte es muy versátil. Lo mismo puedes cambiar por la misma cantidad el azúcar por azúcar moreno, o la leche entera por desnatada, o la harina de trigo por harina sin gluten, que saldrán igualmente unas magdalenas deliciosas. 

Ingredientes

3 huevos
250gr. de azúcar
250ml. de aceite de oliva suave
250ml. de leche entera
350gr. de harina de trigo
Ralladura de 1 limón
1 sobre de levadura (16gr.)
Canela molida al gusto
2 manzanas

Modo de hacerse

Precalentar el horno a 200º.

Mientras, en un bol batimos con varillas los huevos con el azúcar hasta que doble su tamaño. Añadimos el aceite y batimos un poco más, seguidamente la leche, y la ralladura de limón. Batimos cada vez que añadimos un nuevo ingrediente. Incorporamos la harina, la levadura y la canela (1 cucharadita puede ser suficiente). 

Rallamos las manzanas peladas y las añadimos a la masa anterior, removiendo con una lengua de silicona.

Ya sólo queda llenar los moldes de masa hasta el borde del papel, espolvorear con un poco de azúcar y meter al horno. Para que suban bien, se recomienda dejar reposar la masa en nevera un par de horas, y también es buen truco colocar los moldes de papel dentro de los moldes de silicona o metal (que es lo que hago yo).

En 20/25 minutos, comprobar con un palillo o un cuchillo que al pincharlas sale seco y ya tendremos listas estas sabrosas y esponjosas magdalenas...

¿Eres de mojar en chocolate o en café con leche?






15 dic. 2013

No hay Vida sin Pecado

Mis pensamientos te acarician, solo te toco mirándote, espiándote, imaginando, saciando mis deseos de acariciarte, solo mirándote, solo imaginando...

No te has equivocado, esto sigue siendo un blog de recetas, gastronomía, buen vivir...y no podían faltar los 7 Pecados.

Tanto si estás buscando un regalo exquisito y distinto para esta Navidad, como si lo que buscas es con qué brindar en las numerosas ocasiones que se nos presentan en estas fechas, esta es una de tus opciones. Sí, vinos. Perdón, VINOS -con mayúsculas-. Esas palabras son la carta de presentación de Lujuria.

La Bodega riojana No hay Vida sin Pecado, dedica su limitada producción a este proyecto bautizado como 7 Pecados. Producción limitada no sólo por la extensión de sus viñedos, sino por su elaboración, basada en métodos que desembocan en un producto natural, vinos sin alteraciones externas...
Siete pecados, siete vinos con personalidad propia. Cada pecado encuentra su reflejo en cada uno de estos vinos que no han sido elegidos al azar sino que se han desarrollado buscando al máximo la complicidad con cada uno de ellos.
Y un proyecto tan singular, tenía que venir acompañado de una presencia arrolladora. Creo que ya he comentado en alguna ocasión mi teoría sobre si comprar un vino cuando no lo conocemos: Si la bodega ha cuidado la presentación de su vino, buscando diferenciarse sobre el resto, también habrá cuidado su elaboración con el mismo mimo. No hay Vida sin Pecado pone ese mimo en sus vinos, en el nombre, y en la imagen. Un proyecto transgresor y abierto a las mejores dosis de placer...


 ¿Aún no sabes qué regalarme?






14 dic. 2013

Solomillo de Cerdo con Pasas y Dátiles

Un año más estamos en fechas de 'discutir' en familia el menú de Navidad...Esta bien podría ser una de las opciones. El sabor dulce que le confieren los dátiles, las pasas, y el Pedro Ximénez, así como su textura melosa, lo convierten en un buen candidato. ¡Además es muy sencillo de hacer!

Ingredientes para 4 personas

2 solomillos de cerdo
2 cebollas medianas
Sal, pimienta y eneldo
1 puñado de dátiles y otro de pasas
2 papas medianas
1 bote de nata líquida para cocinar (o preparado vegetal, o de soja)
1/2 litro de caldo de pollo
1 vaso de Pedro Ximenez
1 vaso de vino blanco
1 cucharada de harina
Aceite de oliva

Modo de Preparación 

Lo primero que haremos será picar los dátiles a lo largo en cuatro, e incorporarlos junto a las pasas al vaso de vino blanco.
Picamos las cebollas en juliana fina y las ponemos a pochar (fuego bajo) en una cacerola donde después tendremos que incorporar el resto de ingredientes (yo uso una cacerola baja y bien ancha).
Mientras la cebolla se pocha, salpimentamos los solomillos una vez limpios de grasa, y los sellamos en una sartén. Para ello, calentamos un poco de aceite y a fuego vivo, doramos los solomillos por todos lados. Reservamos.
Añadimos a la sartén donde hemos dorado los solomillos el vaso de Pedro Ximénez y removemos para que se impregne bien de los restos del solomillo. 
A estas alturas la cebolla ya estará lista, por lo que podemos añadirle la cucharada de harina y remover para que se cueza y no se pegue al fondo. Una vez hecho esto, incorporamos el Pedro Ximénez. Removemos 1 minuto.
Añadimos los solomillos, el caldo de pollo y los dátiles y pasas escurridos.
Ya sólo queda cocinar a fuego medio durante unos 20 minutos que es lo que tarda la salsa en espesar.

Mientras la salsa espesa y el solomillo se cocina, cortamos las papas en rodajas finas. En cazuelitas individuales que sirvan para el horno, ponemos una capa de nata, encima una de papas, salpimentamos y ponemos un poco de eneldo. Así, tantas capas como sea necesario hasta rellenar las cazuelitas, terminando con nata y eneldo.
Esto lo pondremos al horno a unos 140/150 grados unos 20/30mins y tendremos unas papas gratinadas muy sabrosas. Es importante que las rodajas sean finas para que ese tiempo sea suficiente.

Sólo queda emplatar y listo!




12 dic. 2013

Pista para una Cena Picante: Ceviche en Tostadas con Frijoles, Aguacate y Cebolla

Invadida por el espíritu de Frida, recordé que tenía guardadas unas estupendas recetas mexicanas. Tuve la oportunidad de asistir a un curso que impartió uno de los cocineros de moda: Armando Saldanha, primer premio en varias ediciones de Madrid Fusión. No sólo nos enseñó cocina mexicana de diseño, sino que además nos transportó con sus explicaciones de cada plato a su infancia en México. No lo duden si tienen la oportunidad de asistir a uno de sus cursos.

Aquí les dejo una de las delicias que aprendimos a cocinar:

Ingredientes

Lima
Naranja agria
Gambas o cherne
Manga
Pimiento rojo
Cebolla morada
Manojo de cilantro
Aceite de oliva virgen
Chile
Sal

Preparación del Ceviche

Exprimimos zumo de naranja y lima a partes iguales. Ponemos las gambas sin el intestino o el cherne cortado en dados a macerar en el zumo unos 20/30 minutos en la nevera. Hay que estar pendiente de que no se pase de tiempo para que no se sequen (cuando esto suceda se empezará a ver como cuando algo lleva demasiado tiempo en el congelador...que nos ha pasado a todos ¿no?).

Por otro lado, picamos la manga, el pimiento rojo, la cebolla morada y el manojo de cilantro, y lo mezclamos todo con un chorrito de aceite de oliva. También picamos bien fino un chile y lo añadimos a la preparación anterior. ¡Ojo cuando piquen el chile! Recomiendo usar guantes de látex. La primera vez que preparé esta receta pasé una noche verdaderamente picante: No soportaba el ardor en la piel del dedo que está tras las uñas, y os aseguro que estaban bien limpias, sólo que el chile debió impregnar bien ahí su jugo mientras me afanaba en picarlo fino...En cuanto a la cantidad de chile a añadir, todo dependerá de lo picante que os guste comer...

Se escurren bien las gambas o el cherne y se añaden a lo anterior junto a la sal al gusto.

Hasta aquí, un perfecto ceviche listo para comer.


Para una presentación perfecta -es decir, para una Cena Picante de verdad-, prepararemos unas tostadas (se encuentran crudas en grandes superficies y simplemente se fríen en aceite bien caliente). Las untamos con frijoles refritos, colocamos encima el ceviche, una rodaja de aguacate y la cebolla encurtida en vinagre de arroz.

Para preparar los frijoles refritos, cocinamos los frijoles con cebolla en agua. En una sartén con aceite o manteca, añadimos cebolla y chile picados. Cuando la cebolla esté bien rehogada, añadimos los frijoles cocinados junto con medio vaso de agua. Los machacamos y dejamos evaporar hasta que quede como una pasta. Deben quedar con la consistencia de poder hacer una bola. Por último, los rociamos con salsa agria.

Para encurtir la cebolla, cortamos una cebolla morada en rodajas finas. Hervimos el agua 2 mins. Retiramos y mantenemos la cebolla  30 mins en ese agua. Escurrimos y rociamos con el vinagre de arroz.

El resultado es este espectacular plato que no dejará indiferente a vuestros comensales, y mucho menos a vosotros! ¿Lo acompañamos de una Coronita?





11 dic. 2013

Navidades Fashion en Santa Cruz

Las Navidades este año en Santa Cruz se presentan de lo más fashion y yo esto sí que no me lo pierdo!!

El sábado 14 de diciembre desde las 11:00 hasta las 22:30 podremos disfrutar del Mencey Fashion Room, donde habrá un poco de todo: Moda y Belleza, Gastronomía, Música y Arte. Habrá que pasar por allí un par de horas, para curiosear y comprar algún regalo navideño, tomar un vino y deleitarnos con todas las actividades que por lo visto se van a suceder durante todo el día.



Y ya lo más, tanto si vas por la mañana como si vas por la tarde, es que después de disfrutar del Mencey Fashion Room y de gastarte el dinerito, te vayas a tapear a La Tasca de Enfrente. Sí, esa tasquita pequeñita que está en la acera de enfrente del Hotel Mencey, que lleva allí más de 40 años dando de comer a los santacruceros. No sé si a todos, aunque podría.

A a mí y a mis amigos, lleva dándonos de comer por lo menos 10 años...Tiene unas raciones que están muy bien, un buen jamoncito, unos churros de pescado que da gloria verlos, la tradicional ensalada de tomates, tortilla española y carne con papas fritas, una botella de vino y a un precio más que razonable.


¿No les parece un buen plan de sábado??

9 dic. 2013

Las Fiestas de Frida y Diego

Por suerte son muchas las cosas que me cautivan además de la buena mesa. Eso me permite distraerme con facilidad, y disfrutar de numerosos pequeños placeres. Frida Kahlo es uno de ellos. Si tengo que pensar en una mujer libre, pienso en ella. Me fascina. No deja de ser una paradoja que tuviera que vivir encorsetada. No pudieron con su mente transgresora y ataron su cuerpo...O quizás fue al contrario, quizás por tener el cuerpo atado, se convirtió en la mujer que fue...


La cocina se convirtió en una de las aficiones de Frida cuando descubrió cómo encantar a Diego con suculentos platos mexicanos, tan coloristas como sus obras, tan vivos como el propio México. Además, organizaba festejos con cualquier excusa, disfrutaba tanto de la gastronomía como de todo lo que gira entorno a la mesa.


Hoy me ha llegado lo que probablemente se convierta en uno de mis libros de cocina de culto...ya les hablaré de otro de mis imprescindibles igualmente relacionado con el arte, de la literatura en este caso.

Presentado por Guadalupe Rivera, hija de Diego Rivera, es todo un disfrute imaginar las recetas que preparaba Frida con tanto regocijo, conocer anécdotas vividas en su cocina de la Casa Azul, ver los platos servidos en esa misma cocina que tantos secretos se me antoja que guarda...Si me echan de menos estos días, es que estaré cocinando con Frida...




Lentejas rápidas para el frío

En estos días en los que ya está haciendo frío parece que apetecen mucho más los platos de cuchara. Aunque conste aquí, que a pesar de ser del sur, a mí los platos de cuchara me apetecen todo el año, y puedo comerme unas fabes con almejas con 30 grados. Pero sin problemas, ya se los digo.

Y hoy como que me apetecía porque además estoy medio constipada, y pensé: 'Unas lentejitas con chorizo ya me comía yo'. Y dicho y hecho, literal.

Sofríes media cebolla bien picada en brunoise, con un diente de ajo triturado, le añades un chorizo asturiano pelado y troceado y una morcilla pelada y bien desecha y dejas que se vayan haciendo a fuego medio unos 10 minutos. Abres un bote de lentejas de 400gr. ya precocinadas y las añades a la cazuela junto con una taza de agua caliente. Sal y pimienta y lo dejas cocer a fuego medio otros 10 minutos y voilá. Un huevo duro en gajos es el acompañamiento perfecto.

















¡Que las disfruten!

7 dic. 2013

Nürnberger Lebkuchen o Galletas de Nuremberg tuneadas para peques

Todas las Navidades vuelvo a mis orígenes cocinando estas galletas con mis hijos (a mi infancia, y a mi segunda casa, Baviera). Las Nürnberger Lebkuchen son toda una tradición en Alemania, tanto, que tienen denominación de origen desde el año 1996, si bien se tiene conocimiento de su elaboración en la región bávara desde el s.XIV, y la receta de las galletas fue ya registrada por los panaderos de Nürnberg en 1927, estando desde entonces protegida por las leyes de alimentos alemanas. Leyes que, por otra parte, yo seguramente me salto, pues ningún año me quedan igual que otro...¡Eso sí, nunca sobran!


Ingredientes para unas 40 galletas:

150gr. de miel
50gr. de azúcar moreno
50gr. de mantequilla
1 yema de huevo
1 cucharadita de cacao en polvo
1 cucharadita de ralladura de limón
2 cucharaditas de mezcla de especias para pan de jengibre, o lebkuchen (jengibre, canela, anís, nuez moscada, cardamomo, clavo, pimienta de jamaica)
250gr. de harina
3 cucharaditas de levadura
100gr. de avellana molida
75gr. de almendras en bastoncitos
50gr. de naranja confitada (yo la obvio para que los peques se las coman sin ponerle peros...)
Y para el glaseado,
200gr. de azúcar glas
1 clara de huevo
Gotas de limón
Tintes alimentarios (las originales sólo se cubren con una fina capa de glaseado blanco, pero recuerden que estas son la versión tuneada para peques...oh! sacrilegio...)



Pasos a seguir:

Sin dejar de remover, disolver en un cazo el azúcar moreno, la miel y la mantequilla. Pasar a un bol y dejar enfriar. Batir la yema con el cacao, la ralladura de limón y el resto de las especias. Incorporarle la miel cuando esté casi fría.

Tamizar la harina y mezclar con la levadura, la avellana, las almendras y la naranja confitada. Mezclarlo con la preparación de la miel y trabajar bien la masa. 

Extender la masa con un rodillo en una lámina de 1/2cm de grosor y recortar las galletas redondas de unos 8cm de diámetro (mi versión tuneada incorpora cortes naviedeños...). Colocarlas en la bandeja de horno forrada con papel vegetal o silicona y cocerlas a media altura a 180º unos 12-15mins (en mi horno se hacen en menos tiempo...así que no les quites ojo). Dejarlas enfriar en rejilla para decorarlas con el glaseado.

Para ello, se mezcla el azúcar glas con la clara de huevo, la textura debe ser espesa. Puedes añadir un chorrito de zumo del limón de la ralladura. Pintar con el glaseado las galletas y dejar que se sequen.

¿Estás preparado para una galleta esponjosa con toda una explosión de sabores en tu boca?

Y como ya os dije una vez, no son las más bonitas entre tanta oferta perfecta...pero están hechas por sus manitas...






Advent, Advent,
ein Lichtlein brennt!
Erst eins, dann zwei, dann drei, dann vier,
dann steht das Christkind vor der Tür!





6 dic. 2013

Disfrutar del Ritual

He de decir que cuando Carmen y yo fuimos a la jornada de Gastrosexología, nos llevamos una pequeña decepción. Indudablemente queríamos llegar a casa con todos los instrumentos para orquestar la velada perfecta. Y sí, algo aprendimos con lo que despertar a nuestros santos, pero entendimos que la balanza está desequilibrada. Sin duda la mayor carga de sugestión, esa que tenemos que transmitir a nuestro afortunado comensal, al que queremos transportar al Jardín del Edén, la tendremos nosotras mismas.

Me explico por si no lo habéis terminado de captar...Edén es una palabra hebrea que significa placer. ¿Hay mayor placer que preparar todo este circo para llevarte el gato al agua? No, no lo hay. Ya lo decía Punset, que la felicidad está en el camino, y Mónica Novas nos nombraba a los famosos perros de Pavlov. Sin duda alguna el mayor deleite lo tendremos los organizadores, ya desde el momento en que empezamos a elucubrar -trabajar velando en la noche a la luz de una lamparilla, esforzarse con vigilias en un trabajo- (que verbo tan romántico, ¿no?). 

El Jardín de las Delicias - El Bosco

Elaboraremos una receta perfecta donde no faltará detalle, no es sólo hacer una cena especial. Es el cuándo lo haremos, el qué nos pondremos (que no falte un delantal...), el qué cocinaremos y con qué lo haremos. Ir al mercado y seleccionar cada ingrediente, el vino, el mantel, la vajilla y la cubertería, la música, ¿quizás unas velas...? Lo habremos vivido tantas veces en nuestra cabeza, estará todo tan milimetrado llegado el momento, que para nosotros será como un ritual...¿Qué cantidad de toda esta sugestión seremos capaces de transmitir? ¿Conseguiremos hechizar a nuestra pareja? Un consejo: Si no lo guardas en secreto durante ese tiempo de preparación, pondrás a la otra persona en el mismo camino de felicidad y tendrás gran parte del trabajo hecho...Disfrutar del Ritual es casi tan importante o más que el resultado (te aseguro que te perdonará que la cena quede un poco sosa si tú ya te has encargado de ponerle el picante suficiente).

Este anuncio es el que inspiró este post, pues me transmitió esa sugestión que debemos ser capaces de generar en el 'elemento pasivo'. Y si un anuncio puede hacerlo, ¡yo también! ¿Te atreves?





3 dic. 2013

Un Miró en la Cocina

¿Recuerdan el Miró que cierto elemento tenía en su cuarto de baño? ¡Pues he descubierto que en Burgos se está poniendo de moda el tener un Miró en la cocina!

Resulta que hay una exposición de Joan Miró en la catedral de Burgos hasta el mes de enero, y como les parecía poco tener allí su obra, han decidido ampliar la exposición a las cocinas burgalesas...

Enmarcada en las actividades que se han desarrollado este año por ostentar el título de Capital Española de la Gastronomía, la Federación de Hosteleros de Burgos ha organizado unas jornadas en diversos restaurantes de la capital burgalesa. Se aunarán creatividad y gastronomía en la elaboración de diversos platos de alta cocina que homenajearán al pintor catalán.




¿A qué sabe un Miró? Tienes hasta el 15 de diciembre para descubrirlo en Miró Gastronómico.

P.S. ¿Y un César Manrique? Creo que su obra también se prestaría a la perfección para una experiencia así.

2 dic. 2013

¿Compartimos la Cena? Fondue de Carne

Si aún no tienes una, te animo a que te hagas con una fondue, una manera fácil y rápida de hacer una buena cena con amigos sin demasiado esfuerzo. Si vas a incurrir en el gasto, te recomiendo que escojas una en la que puedas hacer todos los tipos de fondue (carne, queso y chocolate), así sólo tendrás que buscar un huequito más en la cocina...

La receta que compartimos hoy es la de una fondue de carne. Hay quien la hace más ligera, con caldo de carne en vez de con aceite, o quien sustituye la ternera por el pollo...A mí, qué quieren que les diga, me gusta sabrosa...En esta ocasión no nos hemos vuelto locos con la elaboración de salsas infinitas, tan sólo hemos apañado un sabroso sucedáneo de chutney de manzana...Recuerden que queríamos sorprender a esos amigos sin perder demasiado tiempo en la cocina. Eso sí, de guarnición hemos preparado unas papas bonitas con especias de Madrás que le dan el toque exótico al conjunto. Todo ello acompañado de un vino de nuestra tierra que cayó en mis manos de una forma totalmente casual: Fue elegido por su etiqueta. Entiendo que una bodega que cuida la presentación de sus vinos, debe cuidar también su elaboración, y no me equivoqué...un Zerafina D.O. Tacoronte-Acentejo.

Ingredientes:

Carne de ternera, preferible solomillo
Aceite
Sal
Pimienta
Especias para steak
2 Manzanas
1 cucharada de Miel
1 pizca de Canela
1 bote de cebolla caramelizada (porque esto era rápido y fácil...)
Patatas (en este caso usamos papas bonitas)
Mezcla de especias Madrás
2 dientes de ajo

Modo de hacerse:

Cortamos el solomillo en dados del tamaño de un bocado. Salpimentamos o mezclamos con las especias para steak (suelen incorporar sal, diversas pimientas, tomillo, romero, etc.). Reservamos.

Rallamos la manzana en un cazo, añadimos la miel, la pizca de canela y un chorrito de agua. Hervimos hasta que reduzca el agua. Presentamos en un bol, cubriendo el puré con una capa de cebolla caramelizada (se puede optar por prepararla, pero la del Lidl Deluxe da muy buenos resultados y creo que se tardan como mucho 10 segundos en abrir el bote).

Pelamos las papas y cortamos también en tamaño bocado. Las salamos y hervimos hasta que estén casi cocidas. Las sacamos del agua de la cocción y les añadimos las especias de Madrás (cilantro, comino, jengibre, etc.). Las freímos en abundante aceite junto con los 2 dientes de ajo, y presentamos.

Pasamos ese mismo aceite donde hemos frito las papas a la fondue, y encendemos la base para mantener el aceite bien caliente.

A partir de ahí, cada cual que se cocine la carne a su gusto...ya verán cómo nadie está pendiente de los móviles en esa cena, sino de que no le usurpen su pincho, ese que lleva en la fondue el tiempo exacto para obtener el mejor bocado!



Bizcocho de Mango Confitado, Piña y Especias

En mi zona se suele decir 'De La Palma nunca viene nada bueno', en alusión a que los peores temporales de lluvia y viento de este norte, nos los envían desde allí con un lacito rojo. 

Lo cierto es que tengo un marido palmero que no está tan mal, y esto me ha llevado a comprobar sobre el terreno la veracidad o no de tal afirmación...He de decir que con los años, he descubierto que de allí también vienen cosas muy buenas... 

Prueba de ello son estás mangas (mango sin hebras) que me han traído directamente de la finca familiar. ¿Por qué las cosas saben más ricas cuando las sabes cogidas directamente de la tierra y no del supermercado?


Ingredientes para un bizcocho (bizcochón o keke que diríamos aquí) de manga confitada y piña con especias, que le dan un toque ideal para las meriendas de estas fechas navideñas.

300gr de manga madura (1 manga grande como la de la foto)
150gr de azúcar moreno + 2 cucharadas
3 huevos
60ml de zumo de piña
250gr de harina de repostería
10gr de levadura
100ml de aceite de oliva

Una pizca de canela, clavo, nuez moscada, jengibre (opcional)

Modo de hacerse

Picamos la manga y la ponemos a confitar a fuego medio con las 2 cucharadas de azúcar y un poco de agua hasta que reduzca.
Mientras, se mezclan las yemas con el azúcar, el aceite y el zumo.
Se montan las claras a punto nieve con un pellizco de sal.
Se unen las claras con las yemas, con una lengua de silicona mezclamos de abajo hacia arriba para no perder la esponjosidad que dan las claras.
Poco a poco vamos incorporando la harina (en mi caso usé harina de repostería sin gluten) y la levadura tamizadas.
Seguimos mezclando con la lengua siempre de abajo a arriba hasta que esté todo bien mezclado.
Finalmente ponemos la mitad de la masa en molde rectangular untado con un poco de mantequilla, añadimos la manga confitada y cubrimos con el resto de la masa.
Lo metemos al horno a 180 grados durante 30/35 mins y listo.




¡Buen provecho!
300IIngredientes:

300 grs. de mango maduro
150 grs. + 2 cucharadas de azúcar
3 huevos grandes
60 ml de zumo de naranja natural (sin azúcar)
250 grs. harina de trigo
2 cucharadas de levadura
100 ml de aceite de oliva
Preparación:

Etapa 1: Empezaremos preparando el mango confitado: primero cortaremos el mango en pequeños cubos sin preocuparnos demasiado de que queden perfectos porque los vamos a confitar.

Ponemos el mango cortado en un cazo al fuego con las 2 cucharadas adicionales de azúcar y un chorrito de agua. Lo dejamos 10 minutos a fuego medio hasta que se haya evaporado el agua y se haya reblandecido.
Etapa 2: Untamos un molde con mantequilla y ponemos el mango en el fondo del molde
Etapa 3: Pasamos a preparar el bizcocho:
En un bol batimos las yemas de los 3 huevos con el azúcar, el zumo de naranja y el aceite.

En otro recipiente juntamos las claras de los huevos con un pellizco de sal y las batimos con las varillas hasta que queden casi a punto de nieve.

Esto le dará una esponjosidad adicional al bizcocho.
Etapa 4: Juntamos las claras con las yemas y vamos incorporando poco a poco la harina tamizada con la levadura. Para mezclarlo todo lo mejor es que lo hagamos con una lengua de silicona y con un movimiento de abajo a arriba.

De esta manera no perderemos el aire que han cogido las claras al dejarlas casi montadas.
Lo ponemos en el molde y al horno a 180 grados durante 30-35 minutos.

Read more at http://www.petitchef.es/recetas/postre/bizcocho-con-naranja-y-mango-confitado-fid-1512812#BqdXwclHVPhAz6FV.99
Ingredientes:

300 grs. de mango maduro
150 grs. + 2 cucharadas de azúcar
3 huevos grandes
60 ml de zumo de naranja natural (sin azúcar)
250 grs. harina de trigo
2 cucharadas de levadura
100 ml de aceite de oliva
Preparación:

Etapa 1: Empezaremos preparando el mango confitado: primero cortaremos el mango en pequeños cubos sin preocuparnos demasiado de que queden perfectos porque los vamos a confitar.

Ponemos el mango cortado en un cazo al fuego con las 2 cucharadas adicionales de azúcar y un chorrito de agua. Lo dejamos 10 minutos a fuego medio hasta que se haya evaporado el agua y se haya reblandecido.
Etapa 2: Untamos un molde con mantequilla y ponemos el mango en el fondo del molde
Etapa 3: Pasamos a preparar el bizcocho:
En un bol batimos las yemas de los 3 huevos con el azúcar, el zumo de naranja y el aceite.

En otro recipiente juntamos las claras de los huevos con un pellizco de sal y las batimos con las varillas hasta que queden casi a punto de nieve.

Esto le dará una esponjosidad adicional al bizcocho.
Etapa 4: Juntamos las claras con las yemas y vamos incorporando poco a poco la harina tamizada con la levadura. Para mezclarlo todo lo mejor es que lo hagamos con una lengua de silicona y con un movimiento de abajo a arriba.

De esta manera no perderemos el aire que han cogido las claras al dejarlas casi montadas.
Lo ponemos en el molde y al horno a 180 grados durante 30-35 minutos.

Read more at http://www.petitchef.es/recetas/postre/bizcocho-con-naranja-y-mango-confitado-fid-1512812#BqdXwclHVPhAz6FV.99
Ingredientes:

300 grs. de mango maduro
150 grs. + 2 cucharadas de azúcar
3 huevos grandes
60 ml de zumo de naranja natural (sin azúcar)
250 grs. harina de trigo
2 cucharadas de levadura
100 ml de aceite de oliva
Preparación:

Etapa 1: Empezaremos preparando el mango confitado: primero cortaremos el mango en pequeños cubos sin preocuparnos demasiado de que queden perfectos porque los vamos a confitar.

Ponemos el mango cortado en un cazo al fuego con las 2 cucharadas adicionales de azúcar y un chorrito de agua. Lo dejamos 10 minutos a fuego medio hasta que se haya evaporado el agua y se haya reblandecido.
Etapa 2: Untamos un molde con mantequilla y ponemos el mango en el fondo del molde
Etapa 3: Pasamos a preparar el bizcocho:
En un bol batimos las yemas de los 3 huevos con el azúcar, el zumo de naranja y el aceite.

En otro recipiente juntamos las claras de los huevos con un pellizco de sal y las batimos con las varillas hasta que queden casi a punto de nieve.

Esto le dará una esponjosidad adicional al bizcocho.
Etapa 4: Juntamos las claras con las yemas y vamos incorporando poco a poco la harina tamizada con la levadura. Para mezclarlo todo lo mejor es que lo hagamos con una lengua de silicona y con un movimiento de abajo a arriba.

De esta manera no perderemos el aire que han cogido las claras al dejarlas casi montadas.
Lo ponemos en el molde y al horno a 180 grados durante 30-35 minutos.

Read more at http://www.petitchef.es/recetas/postre/bizcocho-con-naranja-y-mango-confitado-fid-1512812#BqdXwclHVPhAz6FV.99

1 dic. 2013

Objetos de deseo

Esta semana me he encontrado con estas monerías en una de mis incontables incursiones a la librería, deporte que por otra parte, recomiendo a todo aquel que aún no lo practique.

Pequeños libros de recetas mono temáticos. Recetas cuyo ingrediente principal es ese objeto culinario de deseo de nuestra infancia. Ya hemos hablado en otros posts de la importancia de los recuerdos fabricados en la cocina, que nos quedan para toda la vida. Pues bien, la editorial Larousse da buena cuenta de ello con estos divertidos recetarios en tapa dura y con la forma del producto homenajeado.

¡Que os aproveche la lectura!


30 nov. 2013

Cuando Maeloc llegó a Lugo

De pequeña recordaba que en las Navidades se bebía sidra, concretamente sidra El Gaitero, por lo menos en mi casa. También en el resto de casas de la familia y amigos se usaba esta sidra para brindar en Navidad y en cualquier otro festejo que lo mereciera. Por ello, siempre tuve la sensación de que la celebración de la felicidad y de la Navidad tenía que pasar necesariamente por el brindis con la sidra, y rezaba en cada nueva celebración hacerme grande para poder brindar yo también, tanto recé que al final llegó el día en que ya era grande y me incluyeron en el brindis. Me dieron una copa de cristal tallado, las típicas de celebración, vaya, no recuerdo que celebrábamos, sólo que era la primera vez que yo formaba parte del círculo del brindis, había esperado mucho tiempo, me lo merecía. Levanto la copa, sonrío, miro a todos con alegría y me llevo la copa a los labios y el líquido comienza a entrar en mi boca, en un trago largo... y, puag. Trago con dificultad el líquido dulce y fermentado y sigo sonriendo, con la copa en la mano, pensando en que esto debe tener truco, esperar tanto tiempo y esto es horrible y además lo tendré que beber toda mi vida en cada celebración. Me miraron y se rieron más, la primera vez no siempre es agradable, me dijeron, te acostumbrarás, me dijeron, pero hasta hoy no me he acostumbrado.

Pero esta semana conocí a Maeloc, al parecer un legendario obispo bretón que se asentó en Lugo y los defendió de los vikingos y conocía los secretos del bosque sagrado, y también los secretos del zumo de manzana, porque he descubierto una sidra que me gusta, Maeloc, una sidra seca fabricada en Galicia, que lleva como consigna 'Do it your way' y ahora ya podré brindar en mis celebraciones con sidra, en Navidad y por la felicidad. Ahora creo que la tomaré para mi simple disfrute, con moderación pero disfrutando. 

¡Aquí les dejo mi nuevo descubrimiento!

29 nov. 2013

Beneficios de Cocinar con Niños

Ya os adelanté en el post de Cookies con Smarties que uno de mis placeres es compartir la cocina con mis hijos. Considero que son muchos los beneficios de realizar esta actividad con nuestros pequeños, tanto para ellos como para nosotros. Para empezar, es tiempo de calidad el que les dedicamos en la cocina. Eso sí, para disfrutarlo de verdad, hay que dejarles hacer y olvidarnos del plato perfecto. Otro factor importante para el éxito es hacerles partícipes desde el principio, hay quien recomienda discutir con antelación la receta e ir ya juntos a comprar los ingredientes.

Para las que tengáis hijos un poco melindrosos con la comida, la buena noticia es que por norma general, se comen mejor aquello que ellos han preparado que un plato servido en la mesa en cuya elaboración no hayan participado. No os digo de empezar con una merluza a la gallega, porque probablemente el niño no vuelva a pisar la cocina en su vida...Habrá que decantarse por recetas dulces, y un consejo, si aún así oponen cierta resistencia al delantal, no falla un 'y si nos queda bueno, mañana lo puedes llevar al cole para tu desayuno y el de tu profe'. ¡Ya veréis cómo les cambia la cara!

Una vez superadas estas primeras incursiones a su medida, podemos aventurarnos a cocinar con ellos algún plato para la comida familiar del domingo con el que papá o los abuelos se sientan súper-orgullosos de su pequeño chef...

Y aquí os cuento mi experiencia con el pescado...ese gran incomprendido de los niños que antes descartamos. Hay que pararse en la pescadería cada vez que vayamos a comprar con ellos, incluso cuando no tengamos pensado comprar pescado. Les llama mucho más la atención que la carnicería, donde por suerte no ven el animal en cuestión entero y sin despellejar...Una pescadería es como la naturaleza muerta. Es el óceano sin agua. Peces de todos los tamaños y formas, hay que pararse a verles los dientes, los ojos, si tienen o no la lengua grande...Ya veréis cómo pronto se convierte en su parada preferida...'-¿Dónde está el niño? - En la pescadería'.

Y habrá alguna, como yo, que puede ir incluso un paso más allá. El pescado de la pescadería viene del mar, del río, del lago...La que tenga uno de estos accidentes geográficos a mano no tiene más que hacerse con una caña y lanzar el anzuelo un domingo de buena mañana...Os garantizo una de esas experiencias que nunca se olvidan, de las que hablábamos en Cocinando Recuerdos, y a vuestro hijo saboreando un buen pescado fresco...

 

¿Qué tal unas sabrosas sardinitas fritas?

Ingredientes y preparación

-Sardinas limpias
-Sal
-Harina
-Aceite de oliva

Tan sólo hay que pasar las sardinas por la harina y un poco de sal, freírlas en aceite, y aquí el resultado...


¡Buena pesca y buen provecho!

27 nov. 2013

Una de Cacharros, una de Castañas, y una cuarta de Vino

Se acerca la víspera de San Andrés.  En el Puerto de la Cruz, es tradición "correr el cacharro", que consiste en amarrar a una verga o cordel, latas, botes y cacharros de todo tipo, y correr tirando de ellos. Se llegan a ver hasta lavadoras o bañeras...De niña siempre me decanté por las latas de 5l. de aceite, o por las latas de las galletas del lazo amarillo. Se trata de hacer el mayor ruido posible, y estas cumplían con su cometido a la perfección. Aún recuerdo una vez en la que mi madre, por hacernos la gracia a mí y a mi hermana, ató a la defensa de su coche una de las de galletas, y anduvimos unos 10kms echando chispas. No sé qué diría en estos tiempos la autoridad al respecto... Ahora que soy madre, he descubierto que las latas de leche de continuación y las de cacao soluble también tienen su gracia...La fiesta no consiste en otra cosa que arrastrar tus cacharros por toda la ciudad, y hace la delicia de niños y no tan niños, pues la tradición se acompaña de vino, castañas asadas, gofio, cherne, batata, etc.


Sobre el origen de esta tradición existen varias teorías. A mí siempre me contaron que desde el Valle de la Orotava bajaban rodando los toneles de vino para lavarlos en el muelle del Puerto de la Cruz, y que los bordes metálicos sonaban al chocar contra los adoquines. Algunos niños ayudaban en la tarea, y otros, por imitación, hacían rodar cacharros...


Lo que sí es seguro es que es una tradición que perdura, y que aunque moleste un poco a los oídos, merece la pena vivirla.

Aquí les dejo algunas recetas (si es que se pueden llamar así), para asar castañas en casa a falta del método tradicional, siempre haciéndoles el corte en la piel para que no exploten:

- En el microondas, 2-3 mins. a máxima potencia. Si se pasan, se quedan duras. Es preferible empezar por poco tiempo y si les falta, ponerlas un poco más. Colocarlas en un plato y en poca cantidad (que no queden unas encima de otras), si es necesario, hacerlo de varias veces.
- En el horno, precalentar a 200º y asar durante unos 15 minutos.
- En una olla de acero inoxidable, removerlas de vez en cuando para que se vayan tostando por igual.


 ¿Quién se apunta?
 

26 nov. 2013

Hecho con tus Sueños

Soy una maniática de la mesa bien servida. 

En las ocasiones especiales el mantel tiene que estar perfectamente planchado, colocado sobre la mesa con precisión milimétrica, elegido en función de lo que pretendo con la comida, de lo que sirvo, de a quién se lo sirvo, de lo que festejo...Elijo la vajilla bajo las mismas premisas, y sí, reconozco que compro platos "porque me gustan", y bien vale una excusa para estrenarlos. Igual me sucede con los cubiertos, ni uno solo más arriba que el otro. Sobreentiendan que todos de la misma cubertería, recuerden que estamos hablando de una ocasión especial. Aquí por casa hay a quién no le importa comer con un tenedor que no conoce al cuchillo que lo acompaña. ¡Yo, ni muerta! Y dejo para otro post los cubiertos o las vajillas innombrables, esos que algún familiar te regaló con tanto cariño y que tú no puedes ni verlos...pero que ahí siguen, ocupando espacio en tu cocina, porque si vienen a casa los echarían en falta, esos que, aunque los hayas vetado en las normas de convivencia, se escapan de su encierro a cada poco...


Lo dicho, para mí es tan importante lo que se presenta como el presentarlo, buena cuenta de ello pueden dar los que han tenido ocasión de compartir mi mesa. Me llena de orgullo y satisfacción...¿O esta frase tiene copyright?

Probablemente sin quererlo, este anuncio me transportó a las navidades de mi infancia, en las que durante años nos reuníamos a cenar tíos, primos, abuelos...ese ir y venir de sillas, mesas, cubiertos y vajillas desparejadas...Éramos tantos que era imposible tanta perfección como la que acostumbro a buscar hoy en día en mis celebraciones. Con los años, cada uno va formando su propia familia, y se forman otros círculos, a veces menos numerosos, otras rodeados de peques -sí, esos que siempre cenan en la mesa supletoria-.

 


Puede que todo ese menaje y mobiliario "desplazado" por mis manías también eche de menos esas reuniones tan animadas...Puede que esos cuchillos que nunca salen de la gaveta se corten las venas por rozarse con los tenedores de gala...O que los platos que me regaló mi suegra quieran sentir el calor de un buen guiso...O que la silla del comedor quiera echar a suertes con la de la cocina a quién le toca "el gordo"...

Voy a dejar mis manías para otras fechas, y seré más flexible en Navidad, porque mi deseo es que estemos todos los que podamos. Eso sí, la vajilla del pajarito, se queda guardada, que por ahí no paso.




24 nov. 2013

Tartar de Atún

Me encanta el tartar de atún, bueno...sería más correcto decir que me encanta el tartar, porque el de carne también me gusta...pero ese lo dejaremos para otro post. Este plato es ideal para esa cena en la que estás pensando sorprender a esa persona. Puede ser plato único por su contundencia, y a la vez, no te sentirás pesado para poder seguir disfrutando de una velada especial. ¡Que no te asuste la retahila de ingredientes de esta receta porque merece la pena!

Ingredientes 




Atún, Aceite de Oliva Virgen, Pimienta, Sal Maldon, 1 Yema de Huevo, Tabasco o Wasabi, Cognac, Limón, Mostaza, Ketchup, Soja, Pepinillos, Alcaparras, Cebolla Morada, Aguacate

Modo de hacerse 

 
Se pican en dados pequeños el atún crudo y el aguacate. Se pican menudos el pepinillo, la cebolla e incluso las alcaparras. En un cuenco frío, para que mantenga el frío podemos ponerlo sobre una base de hielo, vamos añadiendo los ingredientes en el orden que sigue y cada vez que añadimos uno, removemos bien para que todo vaya quedando bien ligado. Primero echaremos un chorro de aceite de oliva virgen, un poco de pimienta, sal, la yema de huevo, un poco de tabasco o pasta de wasabi, un chorrito de cognac, un chorrito de zumo de limón, una cucharada de mostaza, una cucharada de ketchup, una cucharada de soja, el aguacate, el pepinillo, las alcaparras y la cebolla. Y por último, el atún. Así de sencillo.

El resultado es un espectacular tartar de atún que podemos servir sobre una cama de lechuga o acompañado de cebollino o mi preferido, con hojas de rúcula. Si bien solemos asociar los platos de pescado con el vino blanco, este es un plato con tanto cuerpo que también lo podemos degustar perfectamente con un tinto joven o crianza.

Dejo a tu elección la compañía y el postre...









Cuando se combinan dos Ingredientes Fantásticos

El resultado también suele serlo, y esta no es una generalización más. Pensemos por ejemplo en patatas con pimentón como acompañamiento de un secreto ibérico.
Receta súper fácil:
Se trocean las patatas en gajos sin pelar, se ponen en una fuente de microondas, sólo con un poco de sal y un chorro de aceite. Se tapa la fuente con papel film y se meten al microondas durante unos 8-9 minutos. Cuando salgan estarán hechas pero algo sosas. Para que se diviertan ellas y tú, lo mejor es pasarlas directamente a una sartén muy caliente, les echarás sal, un chorrito de aceite y un par de cucharadas de pimentón picante, las salteas hasta que todos se mezcle bien, y entonces estarán perfectas para hincarle el diente.

Lo dicho, cuando se mezclan dos buenos ingredientes, el resultado será innovador y diferente, por eso si puedes no te pierdas el Festival Internacional de Cine gastronómico Ciudad de La Laguna, que se celebra hasta el 29 de Noviembre.

22 nov. 2013

Cocinando Recuerdos

Todos tenemos sabores y aromas que nos teletransportan a nuestra infancia, a las cocinas de nuestras mamás.
Ya nos decían en la velada de gastrosexología, que sin saberlo, desde niños ya estamos fabricando esos recuerdos, distintos para cada uno, que de mayores nos evocarán momentos felices de nuestra infancia y nos predispondrán al disfrute de los placeres.
Hoy estoy cocinando recuerdos para mi hijo. Por obligación. Ambos con gastritis, quise recordar qué me preparaba mi madre en estas ocasiones además del insulso arroz y vino a mi mente la textura melosa y el aroma del puré de manzana que acompañaba esos platos de la llamada dieta blanda..Es lo único que recuerdo con placer de mis días de enfermedad. Así que me puse a ello. 


- ¿Por qué me hiciste una estrella mami? Quizás ese vaya a ser su recuerdo, quizás recuerde mis mimos sólo cuando vea una estrella...

Ingredientes:

Manzana
Un poco de agua
Un poco de miel
Media ramita de canela

Se ralla la manzana y se echa en un cazo con un poco de agua. Se le añade un chorrito de miel y la canela. Se calienta a fuego lento unos 20 ó 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Finalmente yo la paso por la minipimer para que quede melosa. Se sirve y listo. Ya tienes el toque de gracia para ese menú que nadie agradece...

21 nov. 2013

El Placer Sencillo

Hay una cafetería en Santa Cruz en la parte inferior de Bethencourt Alfonso, prácticamente enfrente de la entrada trasera de Zara, que da gusto ir.


Se sienta uno de buena mañana en una de las mesas y se pide un barraquito y el periódico y durante los 15 minutos del café está disfrutando de su bebida, de su lectura y del silencio y la tranquilidad a pesar de estar en el Centro. Si pueden, acérquense porque lo van a disfrutar, pero además cada día te hacen un dibujo en la espuma del café que te arranca una sonrisa. Aquí les dejo constancia de lo que digo. Hoy tocó café...

20 nov. 2013

Navidad y Cócteles

Como ayer cayó la noche y llovía y esta mañana también amaneció lloviendo y estaba el día como frío y tristón, pensé en que el post que iba a escribir versaría sobre las artes culinarias aplicadas a aplacar el frío, pero parece ser que este tema ya estaba cogido para el día de hoy. Así que he decidido que este día tan invernal merecía ponernos en sintonía y me he ido hasta la Navidad, porque si piensas en frío y en fiestas esto es lo que se me viene a la cabeza, por lo menos a mí, que me parece la superfiesta del año, con permiso del resto de festividades que también disfruto con elegancia y glamour.

Nada como pensar en comenzar la decoración de Navidad para sentir que las fiestas quedan más cerca, aquí les dejo esta estrella rodeada de su guirnalda dorada detrás que nos inunda con sus reflejos. La guirnalda y la foto las tomé prestadas de  Beautiful Blue Brides a la que me aficioné cuándo estaba organizando mi boda, y aún la sigo porque tiene unas ideas fantásticas y todo o casi todo lo puedes comprar. Desde aquí se las recomiendo.


Con la Navidad pasa como con tantas cosas, que hay gente a la que le gusta mucho y gente que las detesta, pero esta imagen que he tomado prestada de la decoración de una página maravillosa que se llama www.beautifulbluebrides.com 

Nada que no se arregle con un buen Cosmopolitan

Para acabar quería decirles que no hay nada que anime tanto una fiesta como un buen cóctel, por lo menos para mí. Me gustan los cócteles delicados y con glamour... y para qué negarlo, con cierta contundencia, pues para light ya está una el resto del año. Uno de mis cócteles favoritos es el Cosmopolitan famoso por la serie Sex in the City. Es bastante sencillo de preparar:

3 partes de vodka
2 partes de Cointreau 
2 partes de zumo de arándano (sí que hay, búscalo)
1 parte de zumo de lima

Agitar bien con una coctelera y servir en una hermosa copa de cóctel, si no tenéis coctelera podéis usar cualquier envase que tenga tapa. Para que quede más chulo podéis poner hielo en la copa y darle vueltas hasta que la copa se enfríe y el cristal se opaque. Una guinda en el interior es imprescindible para una presentación impecable.

En cualquier caso, si no os apetece andar preparando nada en el CI venden uno ya preparado y frío que no es igual pero está rico, y dónde va a parar, mucho más rápido y fácil.

Ah, y vayan preparando la Navidad, que ya llega. Hasta ha empezado a nevar!!

Escaldón de Gofio para el frío

Como en cualquier lugar, en Canarias también tenemos un plato típico para aplacar el frío. En estos días de lluvia y fresco, aquí ya va apeteciendo un buen escaldón calentito, que suele ir acompañado de un tinto de la tierra. Qué gran placer el ir de caminata por nuestros montes, respirando la tierra mojada, empaparte de bruma, y terminar en un restaurante o guachinche del lugar. Abrir la puerta y sentir el abrazo de la cocina que te calienta la cara y las manos. Qué gran momento ese en el que te sirven a la mesa el humeante escaldón...




El ingrediente principal es el gofio, me consta que lo podéis encontrar prácticamente en cualquier gran superficie, e incluso se elabora también en Galicia...Los hay sólo de millo (maíz), de mezcla de trigo y millo, y hasta de 8 cereales, o incluso con garbanzos, soja, etc. Las que seáis madres debéis saber que antes de existir los cereales para papillas, es el gofio lo que se les daba a nuestros bebés y niños. Y aún hoy forman parte de su alimentación -por lo menos de los míos-, tazones de leche con gofio, pellas de gofio o gofio amasado con plátano y miel, potajes con gofio...

Aquí les dejo la receta para el que quiera probar a hacerlo en casa en estos días de frío. No pongo cantidades, porque como podéis ver en las fotos, en función de si les gusta más o menos espeso, echaréis más gofio o más caldo...En cuanto al caldo, se puede hacer con caldo de cazuela de pescado o de puchero canario (verduras, y carne de ternera y tocino). Que aproveche!



Ingredientes Principales:

-Gofio
-Un buen caldo
-Cebolla cruda en tiras

A los que se pueden añadir al gusto carne de ternera, tocino, o alguna verdura del puchero, y como véis en la primera foto, incluso manzana (a mí ese contraste me encantó), o también queso blanco de cabra.

Se prepara mezclando el gofio con el caldo caliente. Se decora por encima con la cebolla y el resto de ingredientes que hayamos elegido, así cada cual lo come como le gusta. Imprescindible acompañarlo con mojo de cilantro y un buen vaso de vino.