Google+

30 nov. 2013

Cuando Maeloc llegó a Lugo

De pequeña recordaba que en las Navidades se bebía sidra, concretamente sidra El Gaitero, por lo menos en mi casa. También en el resto de casas de la familia y amigos se usaba esta sidra para brindar en Navidad y en cualquier otro festejo que lo mereciera. Por ello, siempre tuve la sensación de que la celebración de la felicidad y de la Navidad tenía que pasar necesariamente por el brindis con la sidra, y rezaba en cada nueva celebración hacerme grande para poder brindar yo también, tanto recé que al final llegó el día en que ya era grande y me incluyeron en el brindis. Me dieron una copa de cristal tallado, las típicas de celebración, vaya, no recuerdo que celebrábamos, sólo que era la primera vez que yo formaba parte del círculo del brindis, había esperado mucho tiempo, me lo merecía. Levanto la copa, sonrío, miro a todos con alegría y me llevo la copa a los labios y el líquido comienza a entrar en mi boca, en un trago largo... y, puag. Trago con dificultad el líquido dulce y fermentado y sigo sonriendo, con la copa en la mano, pensando en que esto debe tener truco, esperar tanto tiempo y esto es horrible y además lo tendré que beber toda mi vida en cada celebración. Me miraron y se rieron más, la primera vez no siempre es agradable, me dijeron, te acostumbrarás, me dijeron, pero hasta hoy no me he acostumbrado.

Pero esta semana conocí a Maeloc, al parecer un legendario obispo bretón que se asentó en Lugo y los defendió de los vikingos y conocía los secretos del bosque sagrado, y también los secretos del zumo de manzana, porque he descubierto una sidra que me gusta, Maeloc, una sidra seca fabricada en Galicia, que lleva como consigna 'Do it your way' y ahora ya podré brindar en mis celebraciones con sidra, en Navidad y por la felicidad. Ahora creo que la tomaré para mi simple disfrute, con moderación pero disfrutando. 

¡Aquí les dejo mi nuevo descubrimiento!

29 nov. 2013

Beneficios de Cocinar con Niños

Ya os adelanté en el post de Cookies con Smarties que uno de mis placeres es compartir la cocina con mis hijos. Considero que son muchos los beneficios de realizar esta actividad con nuestros pequeños, tanto para ellos como para nosotros. Para empezar, es tiempo de calidad el que les dedicamos en la cocina. Eso sí, para disfrutarlo de verdad, hay que dejarles hacer y olvidarnos del plato perfecto. Otro factor importante para el éxito es hacerles partícipes desde el principio, hay quien recomienda discutir con antelación la receta e ir ya juntos a comprar los ingredientes.

Para las que tengáis hijos un poco melindrosos con la comida, la buena noticia es que por norma general, se comen mejor aquello que ellos han preparado que un plato servido en la mesa en cuya elaboración no hayan participado. No os digo de empezar con una merluza a la gallega, porque probablemente el niño no vuelva a pisar la cocina en su vida...Habrá que decantarse por recetas dulces, y un consejo, si aún así oponen cierta resistencia al delantal, no falla un 'y si nos queda bueno, mañana lo puedes llevar al cole para tu desayuno y el de tu profe'. ¡Ya veréis cómo les cambia la cara!

Una vez superadas estas primeras incursiones a su medida, podemos aventurarnos a cocinar con ellos algún plato para la comida familiar del domingo con el que papá o los abuelos se sientan súper-orgullosos de su pequeño chef...

Y aquí os cuento mi experiencia con el pescado...ese gran incomprendido de los niños que antes descartamos. Hay que pararse en la pescadería cada vez que vayamos a comprar con ellos, incluso cuando no tengamos pensado comprar pescado. Les llama mucho más la atención que la carnicería, donde por suerte no ven el animal en cuestión entero y sin despellejar...Una pescadería es como la naturaleza muerta. Es el óceano sin agua. Peces de todos los tamaños y formas, hay que pararse a verles los dientes, los ojos, si tienen o no la lengua grande...Ya veréis cómo pronto se convierte en su parada preferida...'-¿Dónde está el niño? - En la pescadería'.

Y habrá alguna, como yo, que puede ir incluso un paso más allá. El pescado de la pescadería viene del mar, del río, del lago...La que tenga uno de estos accidentes geográficos a mano no tiene más que hacerse con una caña y lanzar el anzuelo un domingo de buena mañana...Os garantizo una de esas experiencias que nunca se olvidan, de las que hablábamos en Cocinando Recuerdos, y a vuestro hijo saboreando un buen pescado fresco...

 

¿Qué tal unas sabrosas sardinitas fritas?

Ingredientes y preparación

-Sardinas limpias
-Sal
-Harina
-Aceite de oliva

Tan sólo hay que pasar las sardinas por la harina y un poco de sal, freírlas en aceite, y aquí el resultado...


¡Buena pesca y buen provecho!

27 nov. 2013

Una de Cacharros, una de Castañas, y una cuarta de Vino

Se acerca la víspera de San Andrés.  En el Puerto de la Cruz, es tradición "correr el cacharro", que consiste en amarrar a una verga o cordel, latas, botes y cacharros de todo tipo, y correr tirando de ellos. Se llegan a ver hasta lavadoras o bañeras...De niña siempre me decanté por las latas de 5l. de aceite, o por las latas de las galletas del lazo amarillo. Se trata de hacer el mayor ruido posible, y estas cumplían con su cometido a la perfección. Aún recuerdo una vez en la que mi madre, por hacernos la gracia a mí y a mi hermana, ató a la defensa de su coche una de las de galletas, y anduvimos unos 10kms echando chispas. No sé qué diría en estos tiempos la autoridad al respecto... Ahora que soy madre, he descubierto que las latas de leche de continuación y las de cacao soluble también tienen su gracia...La fiesta no consiste en otra cosa que arrastrar tus cacharros por toda la ciudad, y hace la delicia de niños y no tan niños, pues la tradición se acompaña de vino, castañas asadas, gofio, cherne, batata, etc.


Sobre el origen de esta tradición existen varias teorías. A mí siempre me contaron que desde el Valle de la Orotava bajaban rodando los toneles de vino para lavarlos en el muelle del Puerto de la Cruz, y que los bordes metálicos sonaban al chocar contra los adoquines. Algunos niños ayudaban en la tarea, y otros, por imitación, hacían rodar cacharros...


Lo que sí es seguro es que es una tradición que perdura, y que aunque moleste un poco a los oídos, merece la pena vivirla.

Aquí les dejo algunas recetas (si es que se pueden llamar así), para asar castañas en casa a falta del método tradicional, siempre haciéndoles el corte en la piel para que no exploten:

- En el microondas, 2-3 mins. a máxima potencia. Si se pasan, se quedan duras. Es preferible empezar por poco tiempo y si les falta, ponerlas un poco más. Colocarlas en un plato y en poca cantidad (que no queden unas encima de otras), si es necesario, hacerlo de varias veces.
- En el horno, precalentar a 200º y asar durante unos 15 minutos.
- En una olla de acero inoxidable, removerlas de vez en cuando para que se vayan tostando por igual.


 ¿Quién se apunta?
 

26 nov. 2013

Hecho con tus Sueños

Soy una maniática de la mesa bien servida. 

En las ocasiones especiales el mantel tiene que estar perfectamente planchado, colocado sobre la mesa con precisión milimétrica, elegido en función de lo que pretendo con la comida, de lo que sirvo, de a quién se lo sirvo, de lo que festejo...Elijo la vajilla bajo las mismas premisas, y sí, reconozco que compro platos "porque me gustan", y bien vale una excusa para estrenarlos. Igual me sucede con los cubiertos, ni uno solo más arriba que el otro. Sobreentiendan que todos de la misma cubertería, recuerden que estamos hablando de una ocasión especial. Aquí por casa hay a quién no le importa comer con un tenedor que no conoce al cuchillo que lo acompaña. ¡Yo, ni muerta! Y dejo para otro post los cubiertos o las vajillas innombrables, esos que algún familiar te regaló con tanto cariño y que tú no puedes ni verlos...pero que ahí siguen, ocupando espacio en tu cocina, porque si vienen a casa los echarían en falta, esos que, aunque los hayas vetado en las normas de convivencia, se escapan de su encierro a cada poco...


Lo dicho, para mí es tan importante lo que se presenta como el presentarlo, buena cuenta de ello pueden dar los que han tenido ocasión de compartir mi mesa. Me llena de orgullo y satisfacción...¿O esta frase tiene copyright?

Probablemente sin quererlo, este anuncio me transportó a las navidades de mi infancia, en las que durante años nos reuníamos a cenar tíos, primos, abuelos...ese ir y venir de sillas, mesas, cubiertos y vajillas desparejadas...Éramos tantos que era imposible tanta perfección como la que acostumbro a buscar hoy en día en mis celebraciones. Con los años, cada uno va formando su propia familia, y se forman otros círculos, a veces menos numerosos, otras rodeados de peques -sí, esos que siempre cenan en la mesa supletoria-.

 


Puede que todo ese menaje y mobiliario "desplazado" por mis manías también eche de menos esas reuniones tan animadas...Puede que esos cuchillos que nunca salen de la gaveta se corten las venas por rozarse con los tenedores de gala...O que los platos que me regaló mi suegra quieran sentir el calor de un buen guiso...O que la silla del comedor quiera echar a suertes con la de la cocina a quién le toca "el gordo"...

Voy a dejar mis manías para otras fechas, y seré más flexible en Navidad, porque mi deseo es que estemos todos los que podamos. Eso sí, la vajilla del pajarito, se queda guardada, que por ahí no paso.




24 nov. 2013

Tartar de Atún

Me encanta el tartar de atún, bueno...sería más correcto decir que me encanta el tartar, porque el de carne también me gusta...pero ese lo dejaremos para otro post. Este plato es ideal para esa cena en la que estás pensando sorprender a esa persona. Puede ser plato único por su contundencia, y a la vez, no te sentirás pesado para poder seguir disfrutando de una velada especial. ¡Que no te asuste la retahila de ingredientes de esta receta porque merece la pena!

Ingredientes 




Atún, Aceite de Oliva Virgen, Pimienta, Sal Maldon, 1 Yema de Huevo, Tabasco o Wasabi, Cognac, Limón, Mostaza, Ketchup, Soja, Pepinillos, Alcaparras, Cebolla Morada, Aguacate

Modo de hacerse 

 
Se pican en dados pequeños el atún crudo y el aguacate. Se pican menudos el pepinillo, la cebolla e incluso las alcaparras. En un cuenco frío, para que mantenga el frío podemos ponerlo sobre una base de hielo, vamos añadiendo los ingredientes en el orden que sigue y cada vez que añadimos uno, removemos bien para que todo vaya quedando bien ligado. Primero echaremos un chorro de aceite de oliva virgen, un poco de pimienta, sal, la yema de huevo, un poco de tabasco o pasta de wasabi, un chorrito de cognac, un chorrito de zumo de limón, una cucharada de mostaza, una cucharada de ketchup, una cucharada de soja, el aguacate, el pepinillo, las alcaparras y la cebolla. Y por último, el atún. Así de sencillo.

El resultado es un espectacular tartar de atún que podemos servir sobre una cama de lechuga o acompañado de cebollino o mi preferido, con hojas de rúcula. Si bien solemos asociar los platos de pescado con el vino blanco, este es un plato con tanto cuerpo que también lo podemos degustar perfectamente con un tinto joven o crianza.

Dejo a tu elección la compañía y el postre...









Cuando se combinan dos Ingredientes Fantásticos

El resultado también suele serlo, y esta no es una generalización más. Pensemos por ejemplo en patatas con pimentón como acompañamiento de un secreto ibérico.
Receta súper fácil:
Se trocean las patatas en gajos sin pelar, se ponen en una fuente de microondas, sólo con un poco de sal y un chorro de aceite. Se tapa la fuente con papel film y se meten al microondas durante unos 8-9 minutos. Cuando salgan estarán hechas pero algo sosas. Para que se diviertan ellas y tú, lo mejor es pasarlas directamente a una sartén muy caliente, les echarás sal, un chorrito de aceite y un par de cucharadas de pimentón picante, las salteas hasta que todos se mezcle bien, y entonces estarán perfectas para hincarle el diente.

Lo dicho, cuando se mezclan dos buenos ingredientes, el resultado será innovador y diferente, por eso si puedes no te pierdas el Festival Internacional de Cine gastronómico Ciudad de La Laguna, que se celebra hasta el 29 de Noviembre.

22 nov. 2013

Cocinando Recuerdos

Todos tenemos sabores y aromas que nos teletransportan a nuestra infancia, a las cocinas de nuestras mamás.
Ya nos decían en la velada de gastrosexología, que sin saberlo, desde niños ya estamos fabricando esos recuerdos, distintos para cada uno, que de mayores nos evocarán momentos felices de nuestra infancia y nos predispondrán al disfrute de los placeres.
Hoy estoy cocinando recuerdos para mi hijo. Por obligación. Ambos con gastritis, quise recordar qué me preparaba mi madre en estas ocasiones además del insulso arroz y vino a mi mente la textura melosa y el aroma del puré de manzana que acompañaba esos platos de la llamada dieta blanda..Es lo único que recuerdo con placer de mis días de enfermedad. Así que me puse a ello. 


- ¿Por qué me hiciste una estrella mami? Quizás ese vaya a ser su recuerdo, quizás recuerde mis mimos sólo cuando vea una estrella...

Ingredientes:

Manzana
Un poco de agua
Un poco de miel
Media ramita de canela

Se ralla la manzana y se echa en un cazo con un poco de agua. Se le añade un chorrito de miel y la canela. Se calienta a fuego lento unos 20 ó 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Finalmente yo la paso por la minipimer para que quede melosa. Se sirve y listo. Ya tienes el toque de gracia para ese menú que nadie agradece...

21 nov. 2013

El Placer Sencillo

Hay una cafetería en Santa Cruz en la parte inferior de Bethencourt Alfonso, prácticamente enfrente de la entrada trasera de Zara, que da gusto ir.


Se sienta uno de buena mañana en una de las mesas y se pide un barraquito y el periódico y durante los 15 minutos del café está disfrutando de su bebida, de su lectura y del silencio y la tranquilidad a pesar de estar en el Centro. Si pueden, acérquense porque lo van a disfrutar, pero además cada día te hacen un dibujo en la espuma del café que te arranca una sonrisa. Aquí les dejo constancia de lo que digo. Hoy tocó café...

20 nov. 2013

Navidad y Cócteles

Como ayer cayó la noche y llovía y esta mañana también amaneció lloviendo y estaba el día como frío y tristón, pensé en que el post que iba a escribir versaría sobre las artes culinarias aplicadas a aplacar el frío, pero parece ser que este tema ya estaba cogido para el día de hoy. Así que he decidido que este día tan invernal merecía ponernos en sintonía y me he ido hasta la Navidad, porque si piensas en frío y en fiestas esto es lo que se me viene a la cabeza, por lo menos a mí, que me parece la superfiesta del año, con permiso del resto de festividades que también disfruto con elegancia y glamour.

Nada como pensar en comenzar la decoración de Navidad para sentir que las fiestas quedan más cerca, aquí les dejo esta estrella rodeada de su guirnalda dorada detrás que nos inunda con sus reflejos. La guirnalda y la foto las tomé prestadas de  Beautiful Blue Brides a la que me aficioné cuándo estaba organizando mi boda, y aún la sigo porque tiene unas ideas fantásticas y todo o casi todo lo puedes comprar. Desde aquí se las recomiendo.


Con la Navidad pasa como con tantas cosas, que hay gente a la que le gusta mucho y gente que las detesta, pero esta imagen que he tomado prestada de la decoración de una página maravillosa que se llama www.beautifulbluebrides.com 

Nada que no se arregle con un buen Cosmopolitan

Para acabar quería decirles que no hay nada que anime tanto una fiesta como un buen cóctel, por lo menos para mí. Me gustan los cócteles delicados y con glamour... y para qué negarlo, con cierta contundencia, pues para light ya está una el resto del año. Uno de mis cócteles favoritos es el Cosmopolitan famoso por la serie Sex in the City. Es bastante sencillo de preparar:

3 partes de vodka
2 partes de Cointreau 
2 partes de zumo de arándano (sí que hay, búscalo)
1 parte de zumo de lima

Agitar bien con una coctelera y servir en una hermosa copa de cóctel, si no tenéis coctelera podéis usar cualquier envase que tenga tapa. Para que quede más chulo podéis poner hielo en la copa y darle vueltas hasta que la copa se enfríe y el cristal se opaque. Una guinda en el interior es imprescindible para una presentación impecable.

En cualquier caso, si no os apetece andar preparando nada en el CI venden uno ya preparado y frío que no es igual pero está rico, y dónde va a parar, mucho más rápido y fácil.

Ah, y vayan preparando la Navidad, que ya llega. Hasta ha empezado a nevar!!

Escaldón de Gofio para el frío

Como en cualquier lugar, en Canarias también tenemos un plato típico para aplacar el frío. En estos días de lluvia y fresco, aquí ya va apeteciendo un buen escaldón calentito, que suele ir acompañado de un tinto de la tierra. Qué gran placer el ir de caminata por nuestros montes, respirando la tierra mojada, empaparte de bruma, y terminar en un restaurante o guachinche del lugar. Abrir la puerta y sentir el abrazo de la cocina que te calienta la cara y las manos. Qué gran momento ese en el que te sirven a la mesa el humeante escaldón...




El ingrediente principal es el gofio, me consta que lo podéis encontrar prácticamente en cualquier gran superficie, e incluso se elabora también en Galicia...Los hay sólo de millo (maíz), de mezcla de trigo y millo, y hasta de 8 cereales, o incluso con garbanzos, soja, etc. Las que seáis madres debéis saber que antes de existir los cereales para papillas, es el gofio lo que se les daba a nuestros bebés y niños. Y aún hoy forman parte de su alimentación -por lo menos de los míos-, tazones de leche con gofio, pellas de gofio o gofio amasado con plátano y miel, potajes con gofio...

Aquí les dejo la receta para el que quiera probar a hacerlo en casa en estos días de frío. No pongo cantidades, porque como podéis ver en las fotos, en función de si les gusta más o menos espeso, echaréis más gofio o más caldo...En cuanto al caldo, se puede hacer con caldo de cazuela de pescado o de puchero canario (verduras, y carne de ternera y tocino). Que aproveche!



Ingredientes Principales:

-Gofio
-Un buen caldo
-Cebolla cruda en tiras

A los que se pueden añadir al gusto carne de ternera, tocino, o alguna verdura del puchero, y como véis en la primera foto, incluso manzana (a mí ese contraste me encantó), o también queso blanco de cabra.

Se prepara mezclando el gofio con el caldo caliente. Se decora por encima con la cebolla y el resto de ingredientes que hayamos elegido, así cada cual lo come como le gusta. Imprescindible acompañarlo con mojo de cilantro y un buen vaso de vino.





18 nov. 2013

D.O. Canarias está de enhorabuena

 



Si bien siempre he preferido un blanco canario frente a cualquier otro, hasta hace bien poco mi paladar vetaba a los tintos de estas islas. Este año me he sorprendido a mí misma bebiendo incluso tinto de garrafón en diversos guachinches de nuestra tierra.

O mi gusto está cambiando, o estos vinos están mejorando...Y sí, prueba de esto último es que dos vinos ecológicos de Blessed, blanco y tinto, bajo el sello de calidad D.O. Canarias, han sido incluidos en una de las guías más prestigiosas, la guía Parker. Habrá que probarlos...

17 nov. 2013

Gastrosexología o la Sugestión de la Buena Mesa





De la mano de  masquetendencias, anoche tuvimos la oportunidad de asistir a la primera velada de Gastrosexología en Tenerife. Todo un acierto. Disfrutamos de una cena orquestada por Juan Carlos Clemente, asesor de cocina de Iberostar Hoteles 5* Lujo, maridada con vinos de la D.O. Canarias en una cata guiada por Rasa Strankauskaite, y completamente sugestionados por la ponencia de la psicóloga y sexóloga Mónica Novas.




Empezamos con una ensalada de algas con berberechos y aire de mar. La primera cucharada de sugestión vino en forma de bocanada de playa, aromas y sabores a olas rompiendo en la roca volcánica...


El picante despierta en nuestro cuerpo las mismas reacciones que el buen sexo: calor, sudoración, excitación...esta nota la dio este carpaccio de gamba roja con crujiente de millo y aliño picante. ¿No es lo suficientemente picante para ti? Pues prueba con wasabi...



Los contrastes llegaron con este atún rojo relleno con chutney de tomate en ajoblanco texturizado y con crujiente de arroz negro...No tiene porqué ser siempre lo mismo: que cada bocado sea el inicio de una nueva experiencia, o como decía Mónica, 'no me toques cien veces en el hombro'...


Y las texturas suaves al paladar, gelatinosas, con este canelón de carrilleras y rabo de buey con cremoso de queso y bechamel trufada...mmmmm aún lo puedo sentir en mi boca...


¿No estás aún lo suficientemente sugestionad@? A ver si te ayuda esta sopa de chocolate con café y regaliz. El chocolate no es sustitutivo del sexo, sino que despierta los mismos mecanismos, mejor cuanta mayor concentración de cacao tenga.


Y para el que necesitara una dosis extra, estas trufas con ron y cointreau.


Sin duda una cena novedosa que despertó todos nuestros sentidos...


15 nov. 2013

Alicia: '¿Cuánto tiempo es para siempre?'

Conejo Blanco contestó: 'A veces, sólo un segundo'.
No hay foto que acompañe este texto. Esta mañana, cuando paré el coche para fotografiar uno de esos recuerdos que hubiera querido guardar para siempre en esta caja, ese segundo ya había pasado.
Precioso amanecer...

12 nov. 2013

Y seguimos dulces sin complicaciones...Cookies con Smarties

¿Te gustan? Nunca había hecho galletas tan rápido. Ideales para hacer con los niños. Cuando hacemos las hornadas de Navidad, ellos entran y salen, ayudan, se divierten, se desesperan...Un día encontré en una tienda un bote de cristal de esos herméticos con capas de ingredientes (harina, azúcar...) y, atada con un lazo de tela, una etiqueta con indicaciones que se resumen en: Mezclar con huevo y mantequilla. Decidí comprarla para una de esas tardes en las que quieres hacer algo distinto con ellos y el clima o los ánimos no acompañan para salir de casa. Esa tarde fue hoy. Cocina limpia, y ya no quedan. Gran descubrimiento.

Aunque no dejaré de hacer mis galletas de Navidad...


11 nov. 2013

Muffins autralianos con frutos rojos

Cuando estuve en Australia y Nueva Zelanda me enamoré de ambos países, de sus gentes y, por supuesto, de su comida. Esta receta es una mezcla de varias recetas de muffins australianas. Es sencilla, fácil y rápida, así que no hay excusa.

Ingredientes:
2 tazas y 1/2 de harina, 2 medidas de levadura, 1 taza de azúcar glas, 1/2 taza de aceite, 1/2 taza de leche, 1 huevo, 1 cucharada de extracto de vainilla, 300 gr. de arándanos o cualquier otra fruta del bosque congelada. Cada taza equivale a unos 125gr.

Modo de preparación:
En un bol grande, se añaden los ingredientes secos, se mezclan bien y se deja un hueco en medio limpio para poner los ingredientes líquidos, huevo, azúcar y leche. Se mezcla todo a mano y enseguida liga y se le añade la fruta congelada, unos 300gr. En una bandeja de moldes de magdalenas se ponen las fundas de papel y se reparte la mezcla para unas 12-16. Antes de meter en el horno, se les puede añadir azúcar normal por encima para que queden crujientes. Se meten al horno precalentado a 180 grados unos 30-35 minutos hasta que estén dorado o hayan subido lo suficiente.


10 nov. 2013

Tajine de Pollo agridulce

De mi último viaje me he traído un tajine con la intención de evocar de vez en cuando esos días de ensueño...Por lo que he leído, a falta de tajine estas recetas se pueden preparar en cualquier otra olla (siempre a fuego lento y tapada), pero qué quieren que les diga, el exotismo...

Ingredientes:

- Solomillos de Pollo (la receta marroquí dice un pollo troceado, pero los solomillos de pollo sin hueso y sin piel...te quitan mucho trabajo)
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- Perejil
- Aceitunas verdes y negras (deshuesadas)
- Dátiles (deshuesados)
- Sal, Pimienta, Cúrcuma, Pimentón dulce
- Aceite de oliva

Preparación:

Se cortan los solomillos en tacos y se colocan en un tupper. Incorporamos 4 cucharadas de aceite de oliva, los 2 dientes de ajo aplastados, la cebolla bien picada, un puñado de perejil picado bien fino, los dátiles (cantidad al gusto), una cucharadita de postre de cúrcuma (yo le pongo dos) y otra de pimentón dulce, finalmente salpimentamos.
Mezclamos todo muy bien, lo tapamos y lo dejamos macerar al menos media hora (yo lo dejé de un día para otro en la nevera).
Ponemos un poco de agua en la base del tajine y añadimos el contenido del tupper. Decoramos con las aceitunas. Tapamos y a fuego lento hasta que el pollo esté hecho.

Y así es cómo queda...





Porqué La Caja de Recetas

Carmen y yo nos conocimos en una caja...sí, por raro que parezca fue así...Entre otras cosas, nos une nuestra afición a la buena cocina, dicho de otro modo, que nos gusta comer, y si es bien, mejor...Cuando la vida nos lo permite, ese es el nexo de unión entre nuestro grupo de amigas, organizar una comida en casa de alguna y, todo hay que decirlo, unas más que otras, nos afanamos en preparar algo rico y presentarlo lo mejor que podemos. No pretendemos emular a ningún topchef, masterchef, estrella michelín...Es tan sólo un canal para crear reuniones inolvidables que nos sirven básicamente, para querernos mucho unas a otras, y concentrar en unas pocas horas todos los halagos que no te han hecho en un mes. (He de decir, que por increíble que parezca, todo este grupo de amigas nos conocimos dentro de una caja).
Por eso nuestro blog se llama La Caja de Recetas, porque gracias a esa caja en la que nos conocimos, fue posible nuestra amistad, que nos ha traído a esta nueva aventura. Por eso y porque fue ella quien me regaló La Caja de Recetas que aparece en la foto de la cabecera, y porque, si no nos ha engañado, uno de sus libros favoritos es El Principito, y da la casualidad de que tengo una caja de recetas que me recuerda a ella todos los días (y que también está en la foto de la cabecera).
Además, en las cajas solemos guardar aquellos tesoros -entiéndase nimiedades para otros (no esperen nada extraordinario)- de los cuales no queremos desprendernos, y aquí reuniremos los que no queremos que olvide nuestra memoria.
Y por último, porque siempre me he querido quedar con la versión del mito de Pandora de que en su caja había bienes, bienes que volaron cuando fue abierta, y esa no deja de ser una forma de compartir lo que hay en la nuestra...

Torrijas otoñales fáciles no, facilísimas

Hoy me apetecía desayunar unas torrijas calentitas y ricas.
Aquí va la receta para 4 torrijas:

Ingredientes
- Un plan de pueblo
- 1 vaso de leche entera
- 1 cucharada de canela en polvo
- 3 cucharadas de azúcar glas y otras 3 para decorar
- 1 huevo


Modo de hacerlo

Cortar 4 rodajas del pan de pueblo de unos 8 cm de largo y 2 cm de ancho. Calentar en un cazo la leche con el azúcar y la canela hasta que esté tibia, poner en un plato. Batir el huevo. Remojar una torrija en la leche y empaparla bien pasarla rápidamente por el huevo batido, por los dos lados y sumergir rápidamente en una sartén con abundante aceite de oliva caliente. Repetir esta operación con cada rodaja de pan. Es preciso que se elimine aceite depositándolas en un plato con papel absorbente. Colocar en una bandeja con azúcar glas por encima y voilá.

9 nov. 2013

Truco antiadherencias cazuelas

Truco super especial: cuando tus sartenes, ollas y cazuelas hayan perdido el film antiadherencia que los hacía maravillosos... Voilà, lo único que tienes que hacer es ponerlos al fuego y cubrir el fondo con una capa de sal gruesa, la mueves de vez en cuando, hasta que ves que comienza a tostarse y a saltar un poco, lo retiras del fuego y cuando enfríe, quitas la sal y ya tienes una sartén antiadherente como nueva para hacerte tu tortilla de papas con morcilla divina de la muerte.

 

¿Y la foto de Nueva York? No sé, porque de repente me han dado ganas de ir.

De recetas especiales y otras manías

Desde hace tiempo quería hacer un blog de recetas, pero que no fuera de recetas únicamente, por eso aquí va a haber un poco de todo. De recetas propias y prestadas, de trucos de cocina, de utensilios de cocina, de fotos de restaurantes a los que he ido y de otros a los que no, en fin, de todo un poco.