Google+

28 dic. 2013

Stollen: Pan de Navidad alemán

El Stollen, o Christstollen es un pan tradicional de la cocina alemana, servido actualmente en el desayuno o como postre en la Navidad y en el adviento. Sus orígenes datan del S.XIV, cuando fue regalado a un obispo para los ayunos de adviento. Por aquel entonces se preparaba sin leche ni mantequilla, pues estos alimentos no estaban permitidos en los ayunos católicos. No fue hasta finales del S.XV, cuando el Papa Inocencio VIII permitió la inclusión de dichos ingredientes, a cambio de que por cada Stollen que se cocinara, se pagara una cantidad a la Iglesia, que iría destinada a la reconstrucción de la Catedral de Freiberg. Se dice que la forma del Stollen recuerda al niño Jesús envuelto en pañales...yo creo que hay que echarle bastante imaginación...

Hay muchos tipos de Stollen, quizás el más extendido es el que contiene pasas, pero se puede elaborar con frutas confitadas, con mazapán, con semillas de amapola, con almendras, etc. Esta es la receta que les traigo en esta ocasión, la de almendras. Quizás algo más austera que las demás...Una advertencia: la receta original recomienda guardar el Stollen una vez cocinado en papel film o en una bolsa para alimentos durante al menos 2 semanas antes de su consumo...Así que si queremos probarlo ya, nos saltaremos las reglas y en esta ocasión será un desayuno post-navideño con sus días de reposo reglamentario, o un desayuno navideño sin el reposo debido (que poderse comer, también se puede).

Ingredientes

500gr. de harina
1 sobre de levadura para pan
125ml. de leche tibia
125gr. de azúcar
1 pizca de sal
Ralladura de medio limón
1 pizca de clavo
1 pizca de nuez moscada
250gr. de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
100gr. de almendras molidas
100gr. de almendras troceadas
1 cucharadita de aroma de almendra amarga

Unos 50gr. más de mantequilla y azúcar glas para decorar

Preparación

Ponemos la harina en un cuenco y hacemos un agujero en medio a modo de cráter. Añadimos ahí una cucharada del azúcar, el sobre de levadura y la mitad de la leche. Removemos tomando un poco de la harina de alrededor, hasta que se deshaga la levadura y dejamos reposar tapado a temperatura ambiente una media hora. Pasado este tiempo, veremos como esta mezcla ha duplicado su volumen, y añadimos el resto de ingredientes, amasando hasta que no se pegue al cuenco. Dejamos reposar tapada una hora. Extendemos la masa con un rodillo intentando hacerlo de forma ovalada y doblamos por la mitad a lo largo, sin llegar a unir los dos extremos para darle la forma típica.



Un buen consejo para que quede con la forma original es fabricar un contenedor con papel de aluminio, así evitaremos que al meterlo en el horno pierda esa forma que le hemos dado, o también que tome la forma de otros recipientes (y me explico: a falta de papel de aluminio en mi cocina...después apareció...coloqué la masa en el interior de un molde para bizcochón, por lo que el resultado fue un Stollen con forma de bizcochón...). Si lo contenemos con el papel de aluminio, al ser "flexible" la masa se expande, pero sin perder la forma...puede que un molde para bizcochón de silicona también sea una buena opción...


Una vez se le ha dado la forma, lo metemos en el horno precalentado a 180º durante unos 60-70mins. hasta que esté dorado por fuera. Desmoldamos y bañamos con mantequilla derretida. Una vez fría, espolvoreamos con abundante azúcar glas. Ya tenemos nuestro pan navideño listo para mojar en un buen tazón de leche!





No hay comentarios:

Publicar un comentario