Google+

19 ene. 2014

Pudding de Manzana y Nueces

He aquí una deliciosa receta con la que aprovechar ese pan duro que se compró de más y nadie comió, o esas manzanas que empiezan a perder su firmeza. Me cuenta mi madre, que su abuela siempre hacía puddings: Necesidades de la época.

Que nadie se resista a hacerla porque es facílisima, y les aseguro que todo el que la pruebe caerá rendido a vuestros pies.



Ingredientes

125gr. de pan duro
350ml. de leche entera
1 rama de canela
1/4 corteza de limón
2 huevos
60gr. de azúcar
1 manzana
Nueces al gusto
Mantequilla para untar el molde

Preparación

Poner a hervir la leche junto con la canela y la corteza de limón. Cuando rompa el hervor, retirar del fuego y mantener tapado unos 20 minutos para que infusione. Mientras, ir partiendo el pan en trozos no muy pequeños. Colocarlos en una fuente y empapar una media hora con la leche. 


Precalentar el horno a 180º y untar con mantequilla el molde o fuente donde vayamos a preparar el pudding. Las cantidades de esta receta vienen a ser las apropiadas para un molde de los rectangulares de bizcochón u otro de volumen equivalente.

Batir los huevos con el azúcar hasta que espumen bien y el azúcar se haya disuelto.

Pelar y cortar en láminas la manzana. Si tenemos otra fruta, también lo podemos hacer con otra, o combinar varias frutas (manzana-plátano es mi favorita).

Retiramos la canela y la cáscara del limón, y rompemos ligeramente el pan con un tenedor, dejando algunos trozos más enteros. Esto hará que al comer el pudding encuentres algunos trocitos más cremosos. Mezclamos con el tenedor en los huevos batidos, añadiendo también la fruta.

Vertemos la mitad de la preparación en el molde, y espolvoreamos con algunas nueces partidas. Echamos la otra mitad y decoramos la superficie con medias nueces.

Horneamos unos 25 minutos o hasta que lo pinchemos y el palillo salga seco.

Y listo, ya tendremos nuestro jugoso pudding, que vale tanto para postre como para desayuno o merienda. Está tan rico recién horneado como frío una vez lo guardamos en nevera. No se arrepentirán...




No hay comentarios:

Publicar un comentario