Google+

25 may. 2014

Pastel de Pavo al Curry



Siempre me ha resultado muy cómodo llevar pasteles cuando pasamos un día fuera y se trata de comer de pic-nic. He de confesar que hasta ahora estaba abonada al pastel de puerros, pero este finde leí una receta que me inspiró y quise cambiar. El resultado ha sido un pastel, yo diría que sofisticado.

La masa quebrada la podéis comprar ya preparada en láminas, en mi caso, la he hecho con harina sin gluten (ya sabéis lo de mis alergias).

Para la masa

250gr. de harina sin gluten (yo usé Mix C de Schär)
100gr. de mantequilla fría cortada en tacos
100gr. de agua fría
1 cucharadita de levadura
1 pellizco de sal

(Si usas harina de trigo las proporciones son 250 de harina, 120 de mantequilla y 60 de agua).

Hay que trabajar todos los ingredientes juntos hasta conseguir la masa. Si una vez están integrados los ingredientes, nos es difícil trabajar la masa, envolverla en papel film y dejar enfriar un poco en la nevera, para después estirarla sobre papel de horno con rodillo.

Si tienes Thermomix, echar todos los ingredientes por ese orden y programar 15 segundos, velocidad 6.

Una vez tengamos la lámina, bien recién hecha o bien de paquete, la ponemos en un molde para horno y la pinchamos con un tenedor para que no suba. Hornearla 10mins a 180º y reservar.




Para el relleno

150gr. de zanahoria bien picadita
200gr. de echalotes bien picados
1 diente de ajo
350gr. de filetes de pavo cortados en dados
2 cucharadas de salsa de curry (yo usé de Curry y Mango de Heinz)
80ml. de vino blanco
Sal, Pimienta, Curry en polvo al gusto
80ml. de leche
20gr. de harina
Orégano al gusto
100gr. de maíz dulce en lata
1 calabacín y queso blanco de cabra para decorar


Ponemos la zanahoria, los echalotes y el ajo a pochar con un poco de aceite. Cuando la verdura esté blandita, añadimos el pavo, la salsa, el vino, la sal, la pimienta y el curry. Cocinamos unos 10 minutos a fuego medio.

Incorporamos la leche y la harina y removemos. Cocinar unos 10 minutos más. Añadir el orégano y el maíz. Remover y verter el relleno en el molde sobre la masa.

Decorar con el calabacín y el queso en rodajas. Pintar con un poco de aceite y meter al horno de 35 a 40 minutos a 180º.




Ya tienes listo un delicioso pastel que puedes comer tanto frío como caliente.

Estas fotos tienen un fallo...No transmiten el espectacular aroma!!!




14 may. 2014

Pimientos de Piquillo Caramelizados



Toca #RetoFacilísimo, este mes, el tema es Rojo. Os propongo una receta sencilla para una reunión de amigos. ¿Qué os parecen unos canapés con queso Philadelphia y pimientos del piquillo caramelizados? Os aseguro que no dejarán nada y más de uno os pedirá la receta.

Ingredientes

-1 tarrina de queso philadelphia de las grandes. Con la de finas hierbas queda buenísimo, con la normal o la light, también.
-1 frasco de pimientos de piquillo
-De azúcar, la mitad en gramos del peso de los pimientos de piquillo escurridos
-De agua, la mitad que de azúcar
-Y finalmente de vinagre, la mitad que de agua
-Pan tipo biscotte



Preparación

Tan sólo tendrás que darle un par de golpes de minipimer a los pimientos escurridos, y ponerlos a fuego lento en un caldero junto con el agua, el vinagre y el azúcar. Dejar que reduzca el líquido y listo. Cuenta con al menos 45/60 minutos, aunque todo dependerá de la cantidad que hayas puesto...

Para servir, pon en una fuente el pan biscotte, y en unas tarrinas, coloca entre el doble y el triple de queso en la base, que de pimientos caramelizados sobre el queso.



¿Ya tienes tu cuchillo para untar?

Ahora pásate por los blogs de mis compañeros de #RetoFacilísmo pinchando aquí. Seguro que encuentras alguna propuesta en Rojo que te sorprenderá!





4 may. 2014

New York Cheesecake para mis amigas de la Caja (o Caja Cheesecake)



Sí, esta CheeseCake la hice para una de esas reuniones de las que hablaba en Porqué la Caja de Recetas, de esas en las que llegamos destrozadas después de una dura semana de trabajo, pero de las que salimos con un subidón de endorfinas, y de otras cosas...

Esta vez, no cocinamos demasiado, a la vista los desechables de comida libanesa. Bueno, no cocinamos nosotras, pero sí lo hizo un apuesto libanés para nosotras. ¿Lo hizo? Sí, tratándose de nosotras, seguro que no podía ser de otra manera. Un cocinero moreno, tostado por el sol, de barba perfectamente recortada, facciones marcadas, mirada penetrante...(Nunca buscaré en la cocina del restaurante, no sea que me lleve una decepción).




Lo que sí fue homemade, fue la estupenda New York CheeseCake que tomamos de postre. Usé la Thermomix, y adapté una receta de Velocidad Cuchara a algunas de nuestras intolerancias (no sé porqué las padecemos porque por otra parte somos súper tolerantes). Y lo de los ingredientes light...pues porque un bocado no pesa tanto en la conciencia! No me atrevo a asegurar que no pese lo mismo en la báscula, pero ya es algo. Si no tienes Thermomix, también la podrás hacer, aunque con un poco más de esfuerzo...


Ingredientes

- Molde desmontable para tarta de 26cm
- 300gr. de galletas sin gluten (yo use unas con Crocanti de cereales de Schär)
- 60/120gr. de mantequilla (si usas tipo María o Digestive será suficiente con 60gr. A las crocante hay que ponerles más mantequilla para que ligue bien la base).
- 50gr. de almendra pelada tostada
- 6 huevos
- 600gr. de Philadelphia light
- 200gr. de leche condensada light
- 400gr. de nata para cocinar (puedes usar sin lactosa y compensas un poco con el exceso del queso y de la leche condensada).
- 1 cucharadita de azúcar vainillado
- Mermelada de arándanos


Modo de preparación

Ponemos las galletas y las almendras en el vaso y trituramos 5 segundos a velocidad 7-9. Quedará como una arena de galleta. Añadimos la mantequilla y programamos 80º, 5 minutos, velocidad 3. Puede ser necesario parar 1 ó 2 veces para bajar masa de las paredes del vaso con la espátula. 

Ponemos la masa en el molde, aplastando con las manos, de tal modo que cubra la base y media altura de las paredes. Lo ponemos en la nevera mientras hacemos la crema.

En este momento podemos encender el horno a 180º, introduciendo una bandeja con agua pues la tarta la cocinaremos al baño maría. Puedes poner agua a la propia bandeja del horno y colocarla a media altura (no hace falta que todo el recipiente de la tarta quede sumergido, por lo que esta bandeja valdrá).

Ponemos los huevos en el vaso limpio y batimos 30 segundos a velocidad 5. Añadimos a los huevos batidos, la nata, la leche condensada, la vainilla, y por último, el queso. Mezclamos 30 segundos a velocidad 5.

Ponemos en el molde, que forraremos con papel albal de tal manera que no le entre agua por abajo. Y el hecho de cubrirlo también por encima evitará que se nos queme la superficie.

Ya sólo queda colocarlo en la bandeja del horno a 180º y esperar 50 minutos. Pincharemos antes de sacarla del horno para comprobar que esté cuajada (si sale limpio el utensilio), y valoramos si es necesario algún minuto más.

Dejamos templar y a la nevera. En el momento de servir, cubrir con una capa de mermelada de arándanos.




Hace un momento veía en internet un vídeo en el que aseguraban que nuestros niveles de felicidad aumentan en la medida en que agradecemos a los demás. Amigas, gracias por estar ahí. Esta tarta queda mucho más glamourosa con ese nombre de New York Cheesecake, pero yo la llamaré a partir de ahora la Caja Cheesecake.


1 may. 2014

Lasaña de Carne con Boletus





Recuerdo a mi madre en la cocina de la añorada casa de mi infancia preparando una riquísima lasaña. Recuerdo cómo se enfadaba si se le partían las placas de lasaña al sacarlas del agua hirviendo.
Es un trabajo, pero el resultado final merece la pena...

En mi caso, me gusta notar lo que como, encontrarme cada ingrediente, pero con niños pequeños esto es algo complicado, así que termino triturando la boloñesa para que no tenga tropezones y se lo coman todo. Si tienes la suerte de cocinar sólo para adultos, no será necesario que piques tanto la verdura, y podrás disfrutar al 100% de unos bocados de boletus que se deshacen en tu boca...Un toque distinto para una tradicional receta de lasaña.

En cualquier caso, un plato para disfrutar de una comida en familia sin el típico '-No me gusta. -Me da igual, te lo comes todo.'

Ingredientes

1 paquete de placas precocidas (en este caso hemos usado las #singluten de #Schär, pero te servirán las que quieras)
50gr. de aceite de oliva suave
1 bote de tomate frito (entre 300 y 400gr.)
1 cebolla
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
2 puñados de boletus frescos
1/2 cucharada de sal
500gr. de carne de ternera picada

Y para la bechamel,

500ml. de leche entera
50gr. de maicena
20gr. de mantequilla
Nuez moscada, sal y pimienta al gusto

100 gr. de queso para gratinar

Modo de preparación

Picar la verdura según el tamaño deseado y sofreír en aceite. Cuando estén pochadas, añadir el tomate frito y mantener al fuego unos 10 minutos. Añadir entonces la carne y cocinar hasta que esté hecha otros 10/15 minutos más. Es ahora cuando puedes triturar algo más si lo estimas conveniente.



Reservamos mientras cocinamos las placas de lasaña según las indicaciones de la caja (generalmente se introducen en agua hirviendo un tiempo hasta que se ablanden). Para saber cuántas placas necesitamos, las colocamos sin cocinar cubriendo la base de la fuente rectangular para horno. Usaremos el doble (dos capas de pasta).

Una vez cocinadas, colocar las placas en la base de la bandeja para horno. Puede que con el tiempo que indica la pasta, aún te parezcan algo duras. Respeta este tiempo pues serán más fáciles de manejar. Tan sólo tendrás que cubrirlas con una fina capa de bechamel. Esto hará que se terminen de cocinar. Sobre ellas, pondremos la boloñesa, y otra capa de placas, para finalmente acabar con la bechamel. Sobre esta, espolvoreamos el queso para gratinar.

La bechamel la preparamos en un periquete en la thermomix, poniendo todos los ingredientes y programando 7 minutos a 100º y velocidad 4. Antes de tener la thermomix, yo acababa rápido abriendo el tetrabrik de la lista para usar de Hacendado...

Ya sólo queda introducir en el horno a 180º unos 20 minutos, controlando que se gratine sin quemarse en exceso la superficie (baja la temperatura si fuera necesario).



Buon appetito!

Nota: Aún con lo triturada que ven la boloñesa, conversación con el más pequeño: '¿Y qué es esto rojo? -Ketchup (por pimiento rojo)'