Google+

31 oct. 2015

Ataúdes con Lombrices



Hoy traemos una receta de espanto para merendar en Halloween: Ataúdes de galleta y lombrices de gelatina. Los niños se lo pasarán de mieeeedo en la cocina (nunca mejor dicho), y se comerán hasta la última lombriz.
La receta de las galletas es básica. Puedes quitar el chocolate o sustituirlo por canela, vainilla, etc. para otras recetas.
Las lombrices son de gelatina, ¡que no te eche para atrás su aspecto!


Ingredientes para los ataúdes

-560gr. de mantequilla a temperatura ambiente
-875gr. de azúcar glas tamizado
-1kg. de harina 
-5 huevos
-200gr. de cacao

Modo de preparar

Amasar a velocidad baja la mantequilla, incorporar el azúcar tamizada, cuando esté integrada, ir añadiendo los huevos de uno en uno (esperar a que se integren en la masa para añadir el siguiente). Por último ponemos el cacao y finalmente 500gr. de harina. Cuando esta masa esté perfectamente integrada, añadimos los otros 500gr. de harina y mezclamos de tal manera que quede repartida por toda la masa, pero sin necesidad de que quede perfectamente integrada.

Dejamos reposar unas 2 horas. 

Esta masa se puede preparar de un día para otro y congelar envuelta en papel film o dejar en nevera. Tan sólo habrá que esperar a que se atempere para extenderla el día que la usemos.

Colocar un papel vegetal sobre la superficie en la que extenderemos la masa. Situar encima la masa, y otro papel sobre ella. Extender con un rodillo cuidando que toda la masa quede con el mismo grosor.




Cortar las galletas con un cortapastas en forma de ataúd, o formarlos con un cuchillo.

Poner en una bandeja de horno y hornear a 180º entre 8 y 12 mins. en función del grosor de la masa.

Dejar enfriar al retirarlas y decorar con lápiz pastelero.




Ingredientes para las lombrices

-2 sobres de gelatina de fresa o frambuesa
-1 sobre de gelatina neutra
-3 tazas de agua
-3/4 tazas de nata
-15 gotas de colorante verde
-100 cañitas
-1 recipiente alto y estrecho

Modo de preparar

Mientras el agua hierve, mezclamos los 2 tipos de gelatina. Vertemos el agua hirviendo y batimos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente para añadir la nata líquida y el colorante (a más colorante, más marrones las lombrices).

Colocamos las cañitas en un recipiente alto y estrecho (en nuestro caso hemos usado un vaso de tubo), teniendo cuidado de que queden bien sujetas, y rellenamos con cuidado con la gelatina. Dejamos enfriar en la nevera unas horas.

Para desmoldar usaremos un rodillo a modo de apisonadora sobre las cañitas y tendremos nuestras lombrices, gusanos, o sesos si los colocamos todos juntos...



Esparcirlas en el plato donde queramos presentar nuestros ataúdes y listo para booo merendar!